2006-2009

En ese momento se me planteó otro “dilema”, y en este caso ganó la partida el estudio de la Nutrición en la Universidad de Zaragoza, quedando el fútbol relegado a un segundo plano (tercera división aragonesa).

En el decidirme por la nutrición en el ámbito deportivo, tuvo mucho que ver una experiencia personal. Coincidió con una competición a nivel Nacional en la categoría cadete. En la jornada clasificatoria para la final (en Zaragoza y con un calor de “justicia”), se hacían partidos sucesivos eliminatorios (en jornada de mañana y tarde).  Tuvimos la suerte de que los responsables del equipo, nos estructuraran unas pautas de recuperación tras cada partido con hidratación y alimentación reglada, de forma que nuestras condiciones físicas y de rendimiento  hasta el último partido ( 4 en total)  fueron muy buenas, y con gran diferencia respecto al resto de equipos a los que nos enfrentamos.

Durante mi estancia en la Universidad, se me” contagió” la inquietud por conocer en profundidad diferentes disciplinas deportivas, en aspectos distintos a la competición (fútbol, running, fitness, padel, muay thai, golf,……..) de cara a poder mejorar con  esos
conocimientos, la nutrición en los distintos ámbitos deportivos.