Test genéticos
aplicados al deporte

Test genético

¿Sabías que la mayoría de las personas no conoce sus genes ni cómo pueden influir, directamente, en su salud y/o rendimiento deportivo?

Reproducir vídeo

Uno de los grandes problemas que nos encontramos en la alimentación saludable y la nutrición deportiva, es la falta de información y conocimiento, sobre el perfil genético que tienen las personas.

 

Por eso, en GC Nutrición Deportiva, queremos ir un pasito más allá en la personalización de tu planificación nutricional gracias a los test nutrigenéticos.

 

Gracias a nuestro exclusivo test, podremos diseñar tu alimentación en función de tu perfil genético y así podremos exprimir todo tu potencial deportivo y podremos prevenir futuras enfermedades relacionadas con la alimentación. Además, este test nos ayudará a garantizar el éxito de la dieta y una mejor adhesión a la misma.

La solución a tus problemas

El método GC ND te enseñará a comer en función de tus objetivos

Te enseñaremos todos los secretos de la nutrición deportiva para que puedas exprimir todo tu potencial deportivo.

 

Cuidamos de tu salud, para mejorar tu rendimiento deportivo.

¿Quién puede beneficiarse?

Cualquier persona o deportista que quieran lograr su perfil genético y quiera personalizar su dieta

¿Qué es un test genético nutricional?

Un test nutrigenético consiste en un estudio genético en el cual se estudian zonas del ADN que contienen genes relacionados con la obesidad y con la asimilación de determinados nutrientes y su respuesta de estos ante distintos estímulos.

 

Es por ello por lo que, gracias a la información proporcionada por este test, en GC ND, podremos pautar el tratamiento nutricional que mejor se adecue a tus necesidades y a tu perfil genético.

¿Qué beneficios nos aporta?

Es una prueba indolora y no invasiva, que permite establecer medidas preventivas, para evitar el desarrollo de determinadas patologías.  Además, proporciona información de cómo responde nuestro cuerpo ante determinados estímulos, lo que posibilita establecer las pautas más adecuadas para cada paciente.

 

Por lo tanto, la aplicación práctica consiste en recomendarte planes nutricionales personalizados, tanto para la mejora de la salud como para la prevención de determinadas patologías relacionadas con la alimentación.

¿Qué parámetros vamos a medir?

Metabolismo de lípidos: polimorfismos relacionados con riesgo vascular genético. Su conocimiento permite ajustar, en cada caso, la cantidad y tipo de grasas a incorporar a la dieta.

Hidratos de carbono: determinados polimorfismos relacionan el metabolismo de los hidratos de carbono con un mayor riesgo a padecer obesidad, resistencia a la insulina o diabetes.

Hipotiroidismo funcional: un polimorfismo en el gen DIO2, puede afectar a la conversión de T4 a T3 en tejidos. En los afectados puede aparecer clínica de hipotiroidismo, a pesar de tener niveles normales de T4 y T3 en suero.

Enfermedades genéticas: la intolerancia a la lactosa, celiaquía y hemocromatosis son patologías frecuentes y en muchos casos sus síntomas son de aparición tardía. Su detección permite un tratamiento preventivo, con o sin síntomas, que evite su instauración.

Inflamación: hay polimorfismos que se relacionan con una mayor o menor expresión de la síntesis de interleucinas antiinflamatorias y/o proinflamatorias.

Control del apetito: polimorfismos en dos genes que controlan las sensaciones de apetito y saciedad, pueden influir en los hábitos de ingesta de cada persona.

Eliminación de cafeína: niveles moderados de cafeína ejercen una acción positiva sobre la vigilia y la atención, pero a niveles altos pueden provocar ansiedad y aumentar el riesgo cardiovascular.

Acción de las vitaminas: determinados polimorfismos del metabolismo de las vitaminas del grupo B o del receptor de la vitamina D, pueden provocar que niveles normales de ingesta de estas vitaminas, resulte insuficiente a efectos nutricionales.

Recibe las últimas noticias

Subscríbete a nuestra Newsletter

No te pierdas nada.

Abrir chat