Los 10 grandes mitos sobre la nutrición deportiva

mitos sobre la nutrición deportiva

No todo lo que escuches es cierto, pero cuando una mentira se repite 100 veces se convierte en verdad, por eso, hoy vamos a hablarte de mitos sobre la nutrición deportiva que deberías conocer. Recuerda, es importante que cuando oigas, leas o te documentes sobre cualquier tema, seas riguroso y contrastes la información. 

Mitos sobre la nutrición deportiva

La nutrición es una ciencia y no está sujeta a modas, es una ciencia relativamente joven que, sin embargo, en muchos casos, se encuentra dirigida por gurús, oportunistas e intrusitas titulados y sin titular, así que, en el día de hoy, desde el blog de Deportista a la mesa de GC Nutrición Deportiva, te traemos con la ciencia en la mano un nuevo post que ayudará a enterrar ciertos mitos sobre la nutrición deportiva y alimentación saludable.

1.- Hay alimentos buenos y malos 

Respecto a esta afirmación hay que decir que no existen alimentos buenos ni malos sino alimentos saludables y no saludables, cuando uno consume alimentos no saludables en su dieta, esté a largo plazo tendrá mayor riesgo de sufrir una patología relacionada con la alimentación.

Tan sencillo como eso.

2.- Los productos light son más sanos y adelgazan

Vayamos por partes. El término light quiere decir que se ha reducido o eliminado como mínimo un 30% de las calorías totales. Pero es obvio, que si se abusa de estos productos puede hacerte engordar ya que podrías desequilibrar la balanza energética y consumir más calorías de las necesarias. Ante los productos light sé cauto y no abuses de ellos.

3.-El café eleva la tensión arterial (FALSO)

ATENCION en este mito. No os diré nada, me remito a dos de los estudios más importantes sobre la materia y un tercero más reciente, pero con bastante repercusión en el campo de la medicina. 

Según la publicación de la SEH-LELHA, (Sociedad Española de Hipertensión-Liga española para la Lucha contra la Hipertensión Arterial) no se ha constatado que el café provoque hipertensión. De hecho, las guías recomiendan que a los afectados acostumbrados a su consumo puedan tomar entre una y tres tazas de café al día.

El Framingham, uno de los mayores estudios epidemiológicos de salud cardiovascular realizados, analizó la relación entre el consumo de café y la incidencia de enfermedades cardiovasculares en un grupo de 2.648 hombres y 3.566 mujeres, llegando a la conclusión de que el consumo de café no produce efectos perjudiciales a nivel cardiovascular

Y por último, el más reciente al que os hacía referencia, es un estudio de la Facultad de Medicina de la Universidad John Hopkins, publicado en Archives of Internal Medicine, demostró que beber café está relacionado con pequeños aumentos de la presión arterial aunque parece jugar un papel insignificante en el desarrollo de la hipertensión.

4.-El pan engorda y la miga más (falso)

¿Cuántas veces lo habéis oído? Pues os diré que el pan no es un alimento de elevado valor calórico y además bajo en grasa. Es un alimento básico en la dieta mediterránea. La miga y la corteza tienen el mismo valor calórico, el problema es que la corteza por acción del horneado se deshidrata mientras que la parte interior (la miga) conserva mayor cantidad de agua, de ahí su aspecto esponjoso. Esto es un gran mitos sobre la nutrición deportiva.

5.- Las vitaminas, minerales y agua engorda

Falso, las vitaminas, minerales y agua carecen de valor calórico, es decir no tienen calorías.

6.- El colesterol es malo (falso)

El colesterol es una grasa necesaria para la vida, a partir del colesterol se forman los ácidos biliares, las hormonas sexuales, los corticoides, la vitamina D, etc. El 85 % del colesterol se fabrica en el hígado de forma natural. 

El problema surge cuando aumentan las lipoproteínas de baja densidad o LDL, encargadas de transportar el colesterol desde el hígado a los tejidos, donde se puede acumular en las paredes arteriales, provocando el endurecimiento de los vasos sanguíneos.

7.-  Dejar de comer adelgaza (falso)

Falso, falso y falso. Comer hace que tengamos menos energía, que estés menos activo, que estés más cansado, que disminuya tu masa muscular (reduce el metabolismo basal en reposo), y encima que tu metabolismo se ralentice porque no sabe cuándo va a volver a comer.

Por todo eso y más, la mejor manera de perder peso de forma saludable es comiendo BIEN

Así que el hambre no sólo no adelgaza, sino que puede llegar a engordar. Para adelgazar de manera saludable y sin pasar hambre, es importante contar con un equipo profesional, que te enseñe a nutrirte en función de tus necesidades energéticas, horarios de comidas etc.. 

8. El agua con azúcar sirve para quitar las agujetas (falso)

Esto también tiene su ciencia. El dolor muscular tardío o también llamado “agujetas” podrían producirse por 4 teorías fundamentales:

La hidratación, nutrición, estiramientos, masajes y descanso te ayudarán a mitigar estos dolores.

9.- La vitamina C cura los resfriados (falso)

En un systematic review  titulado Vitamin C for preventing and treating the common cold se observó que la recomendación de ingerir vitamina C para prevenir los resfriados/ catarros no estaba justificada ya que su ingesta no prevenía la enfermedad, sin embargo, su ingesta durante el proceso gripal, si que disminuye la sintomatología y duración de la misma.

La investigación muestra que, para la mayoría de las personas, los suplementos de vitamina C o los alimentos ricos en dicha vitamina no reducen el riesgo de contraer el resfriado común.

10.-Tomar leche te hace intolerante a la lactosa (falso)

Tomar leche no te hace ser intolerante a la lactosa. Uno de los falsos mitos socialmente más aceptados es que el porcentaje de intolerantes a la lactosa ha ido incrementándose en los últimos años. Sin embargo, los últimos estudios indican que sólo el 15% de la población presenta algún tipo de trastorno en relación al consumo de lácteos.

mitos sobre la nutrición deportiva

 Según la Asociación de Intolerantes a la Lactosa de España (ADILAC), un problema ligado fundamentalmente a la carencia de la enzima lactasa que absorbe los hidratos de carbono de la leche. Esta carencia de los intolerantes a la lactosa es lo que les provoca trastornos gastrointestinales. 

Me gustaría añadir que el yogurt contiene lactasa, es decir, la enzima que ayuda a metabolizar la lactosa, una opción viable para un intolerante es introducir el yogurt en lugar de la leche, ya que, al contener la enzima, se facilitará la digestión.

Espero que te haya gustado nuestro post y que a partir de ahora entierres para siempre los mitos sobre la nutrición deportiva más comunes.

Recuerda que puedes ver más posts sobre nutrición, deporte y vida saludable en nuestro blog.

¡Nos vemos en el siguiente post!!!!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recibe las últimas noticias

Subscríbete a nuestra Newsletter

No te pierdas nada.

Abrir chat